Valle de Luena

ULTIMAS NOTICIAS

NOTICIAS SOBRE EL VALLE
El camino de las ardillas
EUROPA PRESS el 24-01-2012, 12:37 (UTC)
 El Camino de las Ardillas, propuesta de establecer un corredor ambiental por la Península Ibérica, discurre por quince municipios de Cantabria, en donde actualmente se está trabajando.

Se trata de Valle de Soba; San Roque de Riomiera; Vega de Pas; San Pedro del Romeral; Valle de Luena; Campoo de Yuso; San Miguel de Aguayo; Santiurde de Reinosa; Campoo de Enmedio; Reinosa; Hermandad de Campoo de Suso; Polaciones; Valdeolea; Valdeprado del Rio, y Valderredible, según la información facilitada a Europa Press por la Fundación + árboles, impulsora de este proyecto.

Desde que Juan Valero, cofundador y vicepresidente segundo responsable de proyectos de la Fundación + árboles, echó a andar el día 1 de agosto pasado en Auritz-Burguete (Pamplona), ha recorrido ya algo más de 600 kilómetros a pie. En la actualidad se encuentra en demarcaciones de Cantabria y Castilla y León.

La propuesta de realizar el 'Camino de las Ardillas' surgió por la idea de que antiguamente la Península Ibérica estaba tan densamente poblada de árboles que una ardilla podía atravesarla de un extremo a otro sin necesidad de bajar al suelo. Así, el programa pretende establecer un corredor ambiental por la espina dorsal de la Península que vaya desde Tarifa (Cádiz) hasta el Parque Nacional de Cevennes (Francia).

Para crear este corredor se localizará una extensa red de senderos, aprovechando antiguas vías pecuarias, pistas forestales o simples caminos vecinales, que permitirán el tránsito de aficionados al senderismo y "voluntarios planta-árboles" que recuperen su cubierta vegetal. Esta red de senderos se verá complementada por una detallada guía, junto a la correspondiente cartografía y demás documentación.

El corredor tiene vocación europeísta, atravesando en esta primera fase en torno a 400 municipios españoles y cerca de 100 en territorio galo, actuando en las zonas de cabecera de los principales ríos de la Península.

Junto a Valero, colaboran en el proyecto Iñaki Alejo, que conduce el vehículo de apoyo logístico que ha facilitado Volkswagen, y un grupo de voluntarios y profesionales, que elaboran una base de datos y un sistema de información geográfica (SIG) para informar sobre los usos del suelo, vegetación o puntos críticos.

Con los resultados obtenidos se pretende redactar un informe destinado a la sociedad y que se presentará en la Organización de Naciones Unidas ya que la institución supranacional reconoce 'El Camino de las Ardillas' dentro del Año Internacional de los Bosques y el programa para el Medio Ambiente 'Plantemos para el Planeta'.
 

Aprobacion definitiva de ordenazas de pastos en Resconorio
BOC DÍA 3.1.12 el 03-01-2012, 17:38 (UTC)
 En este enlace eta las ordenanzas de pastos aprobadas para el CUP 375 en términos de Resconorio.
http://boc.cantabria.es/boces/verAnuncioAction.do?idAnuBlob=219005
 

El ESCUDO. UN TRAMO NEGRO VENIDO A MENOS
D.M DÍA 31.12.11 el 31-12-2011, 13:10 (UTC)
 El obligado paso desde Santander a la Meseta por el puerto de montaña de El Escudo provocaba que en este tramo de la Nacional 623 la posibilidad de sufrir un accidente con consecuencias fatales fuera considerable. Y así vino sucediendo hasta que se inauguró la autovía A-67, que ha logrado 'arrebatar' la mayor parte del tráfico, sobre todo el pesado, a una de las carreteras con mayor riesgo de siniestralidad.
Once menos cuarto de la mañana. Punto kilométrico 109. Barrio de Entrambasmestas. Comienza el viaje hacia la cumbre de El Escudo. El temible Escudo. El retorcido Escudo. El día está despejado, como la carretera, una línea gris que discurre y se esconde, o directamente se pierde, entre montes interminables y exuberante vegetación que van tiñendo de verde musgo la escena hasta apoderarse de ella. Por lo bucólico del paisaje, y la tranquilidad, cualquiera diría que uno conduce por uno de los diez tramos más peligrosos de España, al menos es lo que sigue aseverando el Real Automóvil Club de España (RACE) en su último informe.
Primera parada. Mesón Las Ventas. Está ubicado en una larga recta, en el kilómetro 104, donde una señal (velocidad controlada por radar) advierte al conductor de que es momento de levantar el pie del acelerador. No está puesta porque sí. La principal causa de los accidentes que se producen en esta zona es la velocidad inadecuada al tipo de vía por la que se conduce. De hecho, la estadística muestra que desde 2006 se han registrado aquí hasta cuatro siniestros, algunos de ellos de muy graves consecuencias.
«¿Peligroso? ¡No, hombre, por Dios! Aquí han ocurrido desgracias, sí, pero como en otros sitios», dice José Antonio Ibáñez al otro lado de la barra mientras sirve unos cafés. Es el gerente del mesón desde hace veinte años, «el mismo tiempo que lleva abierto este puerto de montaña», añade, atribuyendo los accidentes a la imprudencia de los conductores y al desconocimiento del lugar. «Hay motoristas que han parado por aquí y les he oído alardear entre ellos de cómo han cogido aquella curva o la otra... ¡como si esto fuera el Jarama! Y no. Esto es El Escudo y, si no se conoce, al menos hay que respetar la velocidad».
Toño -como le llaman cariñosamente sus amigos- reconoce que este tramo no es lo que era. La apertura de la autovía A-67 ha disminuido el tráfico (al mismo ritmo que sus clientes) y las condiciones de la vía «son mucho mejores». Todavía recuerda cuando allá por 1989 una docena de alcaldes burgaleses y cántabros trataron de impulsar la construcción de un túnel en el lugar. «Eso estaría bien», comenta. Un cliente le interrumpe bromeando: «Toño, que aquello fue por los Santos Inocentes, hombre».
En todo caso, avisa: «Tengan cuidado al llegar a la 'curva de los italianos'. Allí es donde más accidentes ha habido», asegura en tono estadístico. Cuenta que en el valle se la conoce así, como 'la curva de los italianos', desde que por allí se despeñó un autobús en el que viajaba más de una veintena de personas rumbo al 'monumento a los italianos' para visitar las tumbas de los cientos de soldados de Mussolini, que en 1937 ayudaron a las tropas nacionales de Franco en la toma de Santander.
Con la advertencia a bordo, el viaje se reanuda. Alguna casa a los pies de la carretera y tres camiones por el carril opuesto animan el desértico paisaje que ofrece el valle del Luena. Zigzagueos. Rectas. Más zigzagueos. Y asoma el pueblo de Los Pandos. Está en el kilómetro 101. A orillas del río Selviejo y entrando a San Miguel de Luena. Otro aviso («tramo de concentración de accidentes»), curvas pronunciadas, en forma de 's', una limitación de velocidad (límite, 50), un ramo de flores colocado en el 'quitamiedos' derecho y un paisano caminando por el arcén izquierdo se comen otros dos mil metros de asfalto.
Comienza la subida
Kilómetro 99. Zona urbana de Bollacín. Vista y no vista. Queda atrás. y ahí está. La 'curva de los italianos', una pronunciada y cerrada subida que Roberto Ortiz, vecino de la zona y operario de conservación de Carreteras, conoce bastante bien. «Por ahí es donde más camiones se han despeñado». Incluso confirma que, en numerosas ocasiones, la carga que transportaban algunos de ellos se vio abandonada a su suerte en el descanso del terraplén, por lo que surgía a menudo la oportunidad de que vecinos cogieran lo aprovechable. «Eso sí, siempre que hubiera la correspondiente autorización para hacerlo», comenta Ortiz. Otro ramillete de flores a la derecha. Los oídos se empiezan a taponar.
Kilómetro 97. Disminuyen las pronunciadas curvas y el camino se hace más liviano. Pero la pendiente sigue y continúa incrementándose rebasando el 10%. Atrás, a la margen izquierda, queda el bar 'Ana Isabel', el mítico bar 'Ana Isabel', que cuelga el cartel de 'se vende'. El aviso de 'tramo de concentración de accidentes', las continuas señales de balizamiento a ambos lados y dos máquinas quitanieves estacionadas en una zona próxima a la vía, no hacen más que recalcar a uno dónde se encuentra.
Segunda parada próxima a la intersección con Resconorio. 'Casa Cin'. Un bar que durante 35 años regentaron Susana Ortiz y su marido pero que ahora, tras la jubilación de ambos, se ha convertido en su hogar, conservando de aquella actividad tan sólo el nombre. «Antes nevaba mucho más, recuerdo incluso que la nieve llegó en ocasiones hasta la mitad de la puerta», comenta la mujer desde la entrada de la vivienda, asegurando que en cuanto a peligrosidad, «son mucho peores Las Hoces». Al rato llega José Manuel Martínez, panadero de la zona desde hace cuarenta años. «No, a mí ya no me huelen los frenos al bajar. Hay que saber hacerlo», comenta el hombre subido todavía a la furgoneta con la que debe continuar el reparto. Lleva prisa, pero antes de marcharse, explica: «el vehículo debe bajar por aquí en segunda o tercera, dependiendo también del peso que uno lleve y siendo cuidadoso porque lo más fácil, si no se conoce, es llegar abajo sin frenos».
Con la nueva recomendación presente para más tarde, el recorrido se pone en marcha de nuevo. Señal de peligro de curvas. Y llegan. Punto kilométrico 95. A partir de este tramo es donde se han registrado un total de ocho accidentes en los últimos años, algunos de gravedad.
Última parada
Por fin se avistan las antenas de telefonía, que, según comenta el operario de carreteras, no dan servicio al valle, sino a la otra localidad. 1.011 metros de altitud. Un curva a la izquierda abre el acceso a la última parada, el mirador de Padanía. Allí, un vecino de Reinosa (y oriundo de La Costana) ha estacionado su vehículo para disfrutar del paisaje que le vio nacer hace 65 años. «Antes bajaba mucho por aquí porque ¡mira qué vistas! Hay que reconocer que la belleza de El Escudo no se puede comparar con nada». Y tanto. Se expanden impresionantes el vasto territorio pasiego a un lado y, al otro, el espectacular Pantano de El Ebro.
El Kilómetro 93 aguarda el 'monumento a los italianos', una pirámide de veinte metros de altura que se muestra imponente ante tal panorama. El cartel que anuncia la llegada a Burgos también lo hace poniendo fin al trayecto.
 

Subvencion para limpieza
BOC DÍA 22.12.11 el 22-12-2011, 10:48 (UTC)
 En relación con el expediente denominado “SUBVENCIONES A AYUNTAMIENTOS EN ZONAS
DE MONTAÑA PARA COLABORAR EN LA FINANCIACIÓN DE LAS ACTUACIONES DESTINADAS A
LA APERTURA Y LIMPIEZA DE LOS VIALES DE COMUNICACIÓN DE COMPETENCIA MUNICIPAL
AFECTADOS POR LA EXISTENCIA DE NIEVE O HIELO (2011)”.
Luena 3572,45 euros
 

EON UTLIZA UN HELICOPTERO PARA OBRAS
DIARIO MONTAÑES DÍA 6.12.11 el 06-12-2011, 20:06 (UTC)
 E.ON España ha acometido diversas obras de refuerzo en la línea eléctrica de media tensión existente entre Toranzo y Luena con el fin de mejorar la calidad de suministro del Ayuntamiento de Luena. La inversión en dicha obra ha ascendido a más de 20.000 euros.
Debido al difícil acceso de la zona y a la complejidad de la obra, ha sido necesario emplear un helicóptero para el izado, acopio y hormigonado de dos apoyos metálicos en la zona de Bollacín, en Luena, junto al puerto de El Escudo, según ha informado la compañía.
Se trata de un método que minimiza el impacto ambiental de los trabajos en el terreno, pues no tienen que construirse pistas de acceso para vehículos pesados como grúas y hormigoneras.
La obra realizada pretende reforzar las líneas eléctricas para evitar problemas de suministro y mejorar de esta forma la calidad del servicio eléctrico, "por lo que resulta muy positiva para los más de 700 habitantes del municipio de Luena que se verán beneficiados", ha señalado E.ON.
E.ON ha acometido diversas obras de refuerzo en la línea eléctrica de media tensión existente entre Toranzo y Luena con el fin de mejorar la calidad de suministro del Ayuntamiento de Luena. Debido al difícil acceso de la zona y a la complejidad de la obra, ha sido necesario emplear un helicóptero para el izado, acopio y hormigonado de dos apoyos metálicos en Bollacín (Luena), junto al puerto de El Escudo.
 

Nuevo servicio de recogida de basuras
D.M. día 2.11.11 el 03-11-2011, 13:59 (UTC)
  Imprimir
Enviar
Rectificar

1 voto2 votos 3 votos4 votos5 votos
1 votos
0Comentarios |
En Tuenti
La comarca del Pas- Pisueña cuenta ya con un nuevo servicio de recogida de residuos urbanos, que ha supuesto la creación de ocho nuevos puestos de trabajo y ha implicado la instalación de 1.014 contenedores entre los nueve municipios de la zona incluidos en el proyecto: Vega de Pas, Corvera de Toranzo, Santiurde de Toranzo, Villacarriedo, Selaya, Saro, Villafufre, San Pedro del Romeral y Luena. Además, contará con una flota de seis camiones que transportarán los residuos recogidos hasta la planta de transferencia de Selaya. El consejero de Medio Ambiente, Javier Fernández, junto con el director de Mare, Antonino Zabala, presentó ayer en la plaza de Vega de Pas este nuevo servicio.
El consejero aseguró que se trata de un servicio que supone un «ejemplo de colaboración entre la Administración autonómica y municipal y de solidaridad entre los propios ayuntamientos del Pas-Pisueña». Fernández destacó que es una prestación «de una enorme calidad en la frecuencia de la recogida, las instalaciones, los medios y el personal», por lo que confía en que, a partir de ahora, «se pueda hacer hincapié en la eficiencia, la eficacia y el empleo de los medios de la mejor manera posible para reducir costes y ofrecer un servicio sostenible».
El titular de Medio Ambiente mostró su confianza en que la puesta en marcha del servicio permitirá una ejecución «cada vez más eficiente, abaratando los costes, ya que es un servicio tremendamente caro, y en tiempos de crisis hay que hacer mucho hincapié en ello».
El nuevo servicio de recogida de residuos urbanos de Pas-Pisueña estará distribuido entre los municipios de Vega de Pas, Corvera de Toranzo, Santiurde de Toranzo, Villacarriedo, Selaya, Saro, Villafufre, San Pedro del Romeral y Luena.
Los contenedores, cuya limpieza y mantenimiento está incluida en el servicio, se situarán a una distancia mínima de 200 metros entre los puntos de recogida del casco urbano y contarán con elementos electrónicos de identificación.
A corto y medio plazo está previsto que los contenedores se incrementen durante los años de vigencia del servicio de recogida, de acuerdo con el crecimiento de la población en estas localidades.
En los núcleos con previsión de aumento durante la temporada estival, debido al incremento del turismo, se colocarán contenedores adicionales. En principio, se ha previsto incrementar en esta época el número de contenedores en 158 elementos para poder asumir la demanda. En total, se han colocado 1.014 contenedores nuevos; 486 con una capacidad de 800 litros y 526 de 240 litros. La frecuencia de recogida se ha establecido en dos, tres o seis días por semana, en función de la población de los diferentes municipios. Para la recogida se han dispuesto seis vehículos.
 

<- Volver  1  2  3  4  5  6  7  8 ... 57Siguiente ->